Prevén Líneas de Expresión con 3 Sencillos Hábitos

Todo es risas y diversión hasta que empiezas a ver las noches de desvelo, la deshidratación, los bronceados, los excesos y la mala alimentación reflejados en tu piel. La buena noticia es que es posible prevenir que los signos de la edad (y de todo lo anterior) aparezcan antes de tiempo… y es mucho más fácil de lo que te imaginas.

¿Cuántas veces has escuchado a tu mamá, a tus tías, o a tus co-workers, hablar de tal o cual crema/tratamiento para “quitarte ese arruguita”? Obvio que lo primero que haces es verte al espejo y revisar cada rincón de tu hermosa carita para atacar la primera imperfección que veas, ¿cierto?

Bueno, pues no es necesario que tengas arrugas, manchas o los poros abiertos para que empieces a cuidar tu piel. Si ya tienes alguna línea de expresión que se empieza a asomar, ha llegado el momento de tomar acción. De hecho, entre más pronto cuides tu piel antes de que aparezca “algo”, más preparada estarás para recibir cada año de la forma más digna posible. Por lo general, es a partir de los 25 que dejas de producir colágeno natural, por lo que se dice que es a esta edad que debes comenzar... ¡nosotros pensamos que incluso antes!

Así que si ya tomaste la decisión de actuar, debes saber que hay tres cosas básicas que debes hacer - sí o sí - para ayudar a tu piel a que madure de la mejor forma. Ninguna es más importante que la otra y las tres son esenciales y van de la mano para mantener tu piel sana para-el-resto-de-tu-vida:

La primera: HIDRATATE

El agua es vida. Es la gasolina que, junto con una buena alimentación, se encargará de que tu cuerpo funcione correctamente. Asegúrate de tomar por lo menos 2 litros de agua diariamente. Tu café no cuenta, ni tampoco tu jugo verde. No referimos al AGUA SIMPLE, así nada más, que es de los mejores regalos que le puedes dar a tu organismo y definitivamente a tu piel. Hazlo un hábito y verás grandes diferencias.

La segunda: DUERME BIEN

Organízate para que logres dormir al menos tus ocho horas diarias y, si puedes, medita también un poco para que prepares la mente y realmente descanses. En este tiempo, los sistemas de tu cuerpo hacen reset. Se regeneran, se limpian, reposan. Tu ser necesita este break para recuperarse y ofrecer su mejor desempeño al siguiente día, y la piel es un gran espejo que refleja muy bien las horas de sueño que no tomas. ¿Ubicas el granito que sale después de una noche de desvelo? Es tu piel gritándote, “¡necesito mi time out!”.

La tercera: UTILIZA BLOQUEADOR SOLAR

No nos cansaremos de repetirlo, pero es la realidad de nuestra época. Lamentablemente la capa de ozono que rodea a la Tierra es más delgada que nunca antes, lo que resulta en que los rayos del sol lleguen a nosotros con mayor intensidad. Si no usamos bloqueador solar, las consecuencias para nuestra piel pueden ser desde manchas y envejecimiento prematuro, hasta llegar a un cáncer. Así que es importantísimo que lo apliques todas las mañanas como último paso de tu skincare y antes del maquiullaje. Aplica retoques cada 3-4 horas durante el día, aunque estés dentro de la escuela u oficina. Y si vas a la playa, aplicarlo en todo el cuerpo y evita estar mucho tiempo bajo los rayos directos del sol… y si puedes no estar, mucho mejor.

Si conviertes estos tres puntos en un hábito diario, tu piel estará sana y fuerte para acompañarte con su mejor look para siempre. ¡Cuídala tal como ella te cuida a ti!

Leer más

Tres Productos Básicos del Skincare

Tres Productos Básicos del Skincare

Exfóliate con Regularidad y Regenera tu Piel

Exfóliate con Regularidad y Regenera tu Piel

Comentarios

Sé el primero en comentar