El Suero Facial: Un Elemento Esencial de tu Rutina

Uno de los elementos más importantes de una rutina de skincare es el suero facial. Es un producto del que seguramente has escuchado, que es básico para tener una piel saludable y luminosa, pero que no todos entienden.

Su fórmula resulta en una textura líquida que funciona como si fuera un “suplemento alimenticio” para nuestra piel. Esto se debe a que tiene mucha más concentración de ingredientes activos, como vitaminas y antioxidantes, que una crema facial. Además, un suero es más ligero y la piel lo absorbe más rápidamente.

Hay sueros para todos los tipos y necesidades de la piel. Algunos se enfocan en aportar luminosidad, hidratación y elasticidad, mientras otros son especiales para reducir los signos de la edad, para mejorar la firmeza de la piel y hasta para corregir manchas.

Suena milagroso, ¿verdad? ¡Lo es! Especialmente si se empieza a usar a una edad temprana. Antes se pensaba que lo ideal era incorporarlo a la rutina de belleza al cumplir 35 años, pero ahora se recomienda desde los 25, ya que además de evitar y corregir el envejecimiento prematuro, un suero protege bien la piel de los efectos del medio ambiente.

 

A continuación, te compartimos algunas de las dudas más comunes sobre este producto para que conozcas cada detalle y empieces a usarlo, ¡desde YA!

¿Cómo elegir el suero facial correcto?

Lo primero y más importante es analizar la condición de tu piel. Si puedes ir con un especialista, mejor. Si no, revisa bien si tu piel tiene un tono uniforme, si está firme, luminosa, reseca, si tiene poros abiertos, si produce mucho sebo. A partir de ahí, puedes empezar a buscar el producto correcto para lo que tu piel necesita. Recuerda: como con la mayoría de los productos de belleza, la clave está en el ensayo y el error. Lamentablemente, casi siempre hay que usar más de uno para ver cómo reacciona nuestra piel y encontrar el indicado.

¿Cómo debo aplicarlo?

Es muy fácil. Úsalo dos veces al día (mañana y noche) en cara, cuello y escote, sobre piel limpia y desmaquillada. Un par de gotitas bastarán para cubrir cada zona. No sobresatures ni tampoco apliques menos. Tu piel debe absorberlo en segundos. Si no es así, estás aplicando demasiado.

Si uso suero facial, ¿también tengo que usar crema?

Claro que sí. El suero no sustituye a tu hidratante, se complementan.

¿Qué paso ocupa el suero dentro de mi rutina de skincare?

El suero facial se debe aplicar inmediatamente después de lavarse la cara. Después de que se absorba, puedes usar tu crema y bloqueador.

Si tengo la piel grasa, ¿debería usar suero facial?

Sí. Hay algunos formulados específicamente para esta condición. Infórmate bien y prueba, prueba, prueba.

Recuerda que si tienes la oportunidad de ir con un/a dermatólogo/a, el proceso para encontrar el suero correcto será mucho más rápido y seguro. Siempre que puedas consúltalo/a.

Leer más

#Obsessed: Cómo Lavarse Bien las Manos

#Obsessed: Cómo Lavarse Bien las Manos

Prevén Líneas de Expresión con 3 Sencillos Hábitos

Prevén Líneas de Expresión con 3 Sencillos Hábitos

Tus Manos Esenciales ¡No te olvides de ellas!

Tus Manos Esenciales ¡No te olvides de ellas!

Comentarios

Sé el primero en comentar