Cómo Lograr la Shelfie Perfecta

Todos ubicamos perfecto lo que es una “selfie”, pero ¿sabes lo que es un “shelfie”? Se trata de una foto que retrata las repisas (selfie + shelf) donde tienes todos tus productos de belleza, sean de maquillaje o de skincare.

Este término nació originalmente para nombrar las fotos que la gente compartía de sus libreros llenos de sus libros y películas favoritas pero, a lo largo del tiempo, la expresión ha ido evolucionando y la industria de la belleza se ha apoderado de ella a tal grado que, si buscas #shelfie en Instagram, encontrarás que la mayoría de los posts serán de repisas en baños y closets increíbles con cientos de “beauty products” perfectamente acomodados y presumidos por sus dueñas.

Es mucho más fácil de lo que crees lograr una de estas fotos y que se vea increíble. Si eres un o una verdadera “beauty addict” como nosotras, seguro tienes una buena cantidad de productos que puedas acomodar de forma cool para luego tomarles una foto y compartirla con tus seguidores en redes. Solo sigue los siguientes pasos y cuando lo hagas, ¡etiquétanos para ver tu foto! 😍 

1. Consigue unas repisas lindas e instálalas correctamente

El primer paso antes de elegir tus estantes ideales es decidir el lugar donde van a vivir. Empieza tomando las medidas de la pared para escoger (o fabricar) unas estantes que quepan y se vean bien dentro del espacio disponible. También es importante conocer el material del muro, sea de concreto, durock o tablaroca, para así seleccionar los accesorios y refuerzos ideales para instalar bien los estantes.

 Nuestras repisas favoritas son las de acrílico transparente que puedes encontrar fácilmente en línea. Estas repisas no robarán atención en la “shelfie” y te obligarán a mantenerlas limpias. De igual forma, hay otros estantes muy bonitos, con opciones doradas, negras, de vidrio, de metal o de color madera natural. Recuerda siempre que, si las vas a poner dentro de tu baño, tus repisas deben resistir bien la humedad para que no se deterioren y se hagan feas rápidamente.

Consigue unas repisas lindas e instálalas correctamente

2. Categoriza y acomoda tu colección de productos por color, tamaño y función o como mejor le parezca a tu imaginación

Una vez que tengas tus repisas instaladas, llegará el momento de decidir qué acomodar sobre ellas y en qué orden. Este paso es clave, ya que tendrás que acomodar tus productos de varias formas antes de encontrar la correcta. Es su proceso de “ensayo y error” que requiere de mucha paciencia si lo quieres hacer bien. Por ejemplo, si pusiste cuatro niveles de repisas, puedes acomodar tu skincare en las primeras dos, y tu makeup en las siguientes dos, dependiendo de la cantidad de productos que tengas de cada uno.

También hay quienes prefieren acomodarlos por color para que se vea un arcoiris, sin importar que el skincare y el makeup se combinen en la misma repisa. Incluso hay quienes ponen solo productos que pertenezcan a una paleta de color definida, como blanco y negro, tonos terrosos o un gradiente de un mismo color, como el millenial pink. De igual forma, puedes poner tus sueros en el primer “piso”, tus cremas en el segundo, tus productos para el pelo en el tercero y en el cuarto tus perfumes. El orden lo decides tú, ya sea por practicidad, estética o por la función de tus productos. ¡Juega para que veas cuál te gusta más!

3. Estiliza

Ya que lo tengas todo acomodado, llegó momento de agregar accesorios. Es como cuando tienes un gran outfit y lo decides “aumentar” agregando un pañuelo, unos anillos y unos zapatos increíbles. En este caso, puedes agregar lucecitas (busca las “fairy lights” en Internet), mini plantas u solo hojas verdes (si es que combinan con tus productos), o hasta piedras decorativas como cuarzos o cristales, lo que agregará un brillo especial. También puedes agregar contenedores lindos de cerámica para poner tus brochas, cotonetes, pads de algodón o hasta tu joyería. Y claro, no olvides tus velas y gadgets de belleza, que también le darán un toque más pro y cool a todo tu ensemble.

4. ¡Toma muchas fotos! - De frente, de lado, contigo

Ahora sí, ¡llegó el momento de la verdad! La forma más común de tomar una shelfie es de frente, que abarque todos los niveles, pero también puedes intentar otros ángulos, como de lado o desde arriba. Juega y verás que le encuentras el lado correcto. Ten en cuenta que en la foto, la iluminación será clave, así que si puedes aprovechar la luz natural, mejor. Si no, acerca una lámpara o intenta hasta con el flash de tu cámara o celular. Todo estará en la prueba y el error. ¡Divértete!

¡No olvides compartirnos tu foto! Morimos por ver el resultado 😍✨

Leer más

Rayos UV: Cuídate de sus Efectos

Rayos UV: Cuídate de sus Efectos

Prevén Líneas de Expresión con 3 Sencillos Hábitos

Prevén Líneas de Expresión con 3 Sencillos Hábitos

El Maquillaje no Sirve cuando no hay Rutina

El Maquillaje no Sirve cuando no hay Rutina

Comentarios

Sé el primero en comentar